martes, 22 de diciembre de 2009

Como en los dibujos animados...

- Quiero que sepas que yo estuve enamorada de ti como nunca lo estuve de nadie… Era incapaz de imaginarme con otro que no fueras tú. Era incapaz de imaginarme lejos de ti, sin echarte de menos. Y te quise tanto que cuando te acercabas notaba como si mi corazón fuera a salirse, como en los dibujos animados cuando la gata se enamora del gato y viven felices para siempre.
- Tú y yo ahora podemos ser felices para siempre.
- Pero… ahora todo cambio. Me costo mucho darme cuenta de que no me convenías, y de que tú no eras ese “gato” con el que iba a vivir feliz. Volviste tarde, te espere demasiado y ya nada es igual. Me perdiste.



5 comentarios:

  1. Joe que triste...uno no se da cuenta de lo que tienen hasta que lo pierde no?
    a mi también me encanta tu blog =)
    te sigo ^^

    ResponderEliminar
  2. Cuando lo queremos no lo tenemos, y cuando vuelve ya no lo necesitamos...


    un beso :)

    ResponderEliminar
  3. cómo me gustaría ver mi corazón abombarme la camiseta, como en los dibujos animados...
    o caerme de un precipicio y levantarme viva^^

    (...)

    si no te conviene...
    :) a buscar la felicidad en otro sitio!
    que lo mereces :D

    te sigo siguiendo =P

    ResponderEliminar
  4. Vuelven demasiado tarde, cuando se dan cuenta de lo que TENIAN!

    Un besazo :*

    ResponderEliminar
  5. la felicidad es un camino.


    besos bonita

    ResponderEliminar

Motivos para sonreir.